Hellequin T. Serge

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hellequin T. Serge

Mensaje por Invitado el Miér Ago 03, 2011 1:32 pm

•Nombre: Hellequin T. (Teufel) Serge

•Alias: ---

•Sexo: Masculino

•Edad: 21

•Raza: Humano

•Cargo: Pirata Novato

•Facultades:

Facultades:


  • Ambidiestro: Dota al usuario la capacidad de emplear ambas manos por igual en varios aspectos.
    1 Punto de Creación.

  • Humanoide: Por naturaleza, daños, cirugías tras batallas, u otros motivos, haz adquirido un cuerpo ligeramente diferente al de un humano normal.
    Efecto: El cuerpo del personaje tiene características inhumanas. [Brazo izquierdo de demoio y varias cicatrices en antebrazo derecho.]
    1 Punto de creación.

  • Fuerza +1: Brinda al usuario una fuerza ligeramente superior a la de la medida en un humano normal.
    1 Punto de Creación

  • Resistencia +1: Gracias a esta facultad, la resistencia a los daños físicos es ligeramente superior a la media.
    1 Punto de Creación

  • Guerrero Nato: Los personajes con esta facultad poseen un amor y capacidad innata para el combate, destacando en este tipo de actuaciones.
    1 Punto de Creación

  • Audaz*: Los personajes con esta facultad, saben alzarse ante las situaciones de desesperación y miedo.
    1 Punto de Creación

  • Cauteloso*: Las personas cautelosas son más difíciles de sorprender y engañar.
    Efecto: Si fueran a ser engañados o emboscados, habrá un 50% de posibilidades de no serlo.
    1 Punto de Creación

  • Concentración: Las personas con una mayor concentración son capaces de pensar con mayor facilidad tanto dentro como fuera del combate, teniendo la mente siempre en frío y sabiendo como actuar.
    Efecto: No sufrirán penalizadores por situaciones complejas o tensión.
    1 Punto de Creación

  • Finta Mejorada: Se te da bien distraer la atención de tu rival en combate.
    1 Punto De Creación

  • Incansable: El personaje aguanta bastante el cansancio, cansándose menos que cualquier otro.
    1 Punto de Creación

  • Atrapar Flechas: Eres un experto en atrapar flechas, virotes, lanzas; así como en interceptar proyectiles, con la mano o algún tipo de escudo.
    1 Punto De Creación

•Profesión: Espadachín


  • Velocidad X2: La Velocidad del personaje es superior a la de cualquier persona normal, pudiendo moverse a velocidades algo elevadas.

  • Agilidad X2: La agilidad del personaje es superior a la de cualquier persona normal, pudiendo moverse en diferentes terrenos con gran facilidad.

  • Experto en Espada Gigante: Tú personaje se ha entrenado con un arma en concreto sacando el máximo provecho posible a esta.


•Akuma No Mi ---

•Descripción Física: Pintoresco joven de puntiagudos cabellos color amarillo pálido, prácticamente blanco, y rasgados orbes de un intenso matiz carmesí. Físicamente; unos 72 kg de peso y unos 1.80 m de altura determinan una complexión atlética de musculatura muy bien definida, cadera más bien angosta y una espalda medianamente ancha que forman el clásico triángulo que caracteriza al género masculino. De esta forma, sus voluminosas extremidades parecen ser más anchas de lo que deberían en relación a su torso, lo que le confiere una constitución ágil y potente.

Su brazo izquierdo, de tez granate y apariencia demoníaca, es sin duda lo más llamativo de su figura. Este, unido en la mitad del bíceps a lo que resta de su brazo original, luce dos brazaletes de acero: uno que cubre la cicatriz que une a ambas extremidades y otro en la muñeca. Los mismos vuelven aparecer en su brazo derecho, el cual lleva cubierto desde abajo del codo hasta los nudillos por un resistente vendaje blanco que esconde una serie de tremendas cicatrices.

Aunque los colores y estampados pueden llegar a variar, el conjunto que viste es prácticamente siempre el mismo. Mientras que chalecos cortos sin mangas, decorados normalmente con el pelaje de animales salvajes, cubren su torso; en sus piernas se lucen pares de pantalones anchos en los muslos y ceñidos, gracias a la utilización de grilletes, de las rodillas hacia abajo. Acompañando a estos últimos, más por estética que otra cosa, pares de cinturones cruzados recorren las caderas del espadachín. Finalmente, cubriendo su frente, utiliza un protector de acero decorado con dos franjas amarillas a los lados.

Spoiler:


•Descripción Mental: Normalmente se muestra tranquilo e introspectivo, arisco y sarcástico en ocasiones, aunque esta actitud tiene límites delicados. Es impaciente e irritable. Sacarlo de sus cabales es algo exageradamente sencillo, tanto que muchas veces son circunstancias triviales las que lo hacen estallar en cólera. Mientras que el detonante de su enojo sea banal, no habrá problemas; en poco tiempo recuperará la compostura. No obstante, cuando algo lo hace enojar en serio, su humanidad se desvanece y su corazón se congela. Se vuelve peligrosamente insensible, y es prácticamente imposible calmarlo.

Posee una voluntad férrea, no se rinde con facilidad una vez que está determinado a lograr algo. Orgulloso en ocasiones de más, el joven espadachín no se permite expresarle su aprecio a nadie y es bastante precavido a la hora de otorgarle su confianza a alguien. Una vez que lo hace, sin embargo, puede llegar a volverse muy sobreprotector. Como consecuencia suele exigirse demás, auto convenciéndose de que no necesita ayuda y de que él solo es capaz de cargar con cualquier peso.

Sea por orgullo o por naturaleza siempre está a punto para tener un buen combate, lo que muchas veces lo lleva a peleas sin sentido. Adora el pescado y no se modera para nada al comerlo. Siente un desagrado profundo por los patos; no tiene idea de porqué, pero cada vez que ve uno se descontrola, un problema patológico que lo acecha desde que tiene recuerdos. Tampoco soporta a los nobles, el solo verlos o escucharlos le trae terribles recuerdos de su infancia.

•Meta: Tiene dos objetivos claros: convertirse en el mejor espadachín del mundo y derrocar a la nobleza mundial.

•Historia:

Aunque en el Serge adulto no se vea ni un atisbo de nobleza, el joven tiene sus orígenes en cuna noble. Nació y vivió sus primeros años rodeado de falsos y rebuscados aristócratas que se preocupaban más por su condición social que por mantener su humanidad. En este contexto, Serge se dio cuenta ya desde sus primeros años que aquella vida no era para él, pero un simple infante no tenía la posibilidad de elegir, por lo que hizo todo lo que estaba a su alcance para al menos no dejarse lavar la mente. Varias veces intentó escapar, claro, pero con eso no hizo más que conseguir que la vida que se vería obligado a vivir fuera aún peor. Cuando comprendió esto se volvió más sumiso, decidió camuflarse entre sus "congéneres" hasta encontrar el momento exacto para escapar, esperando que este llegara en algún momento. Hasta ese punto llegaba la inocencia del niño, para quién los años pasaron a la espera de una oportunidad que nunca parecía llegar. Hasta que un día, sencillamente dejó de esperar, bajó los brazos, no había forma de dejar aquella prisión, o al menos eso creía él.

Algunos años más tarde, un Serge entrado en la adolescencia presenciaría una escena que haría renacer la llama de la esperanza. Para ese entonces un profundo odio se había desarrollado en su interior, aunque aún no tenía siquiera punto de comparación con lo que sería. En medio de una de las visitas especiales de los Tenryuubitos a su ciudad un acto inusual tuvo lugar. Un grupo de revolucionarios, acompañados de varias tripulaciones piratas, entraron en la ciudad con el objetivo de asesinar a los Tenryuubitos. Entre ellos una figura llamó particularmente la atención del joven. Un hombre de curioso antifaz y vestimenta de bufón portador de una larga espada claymore. Desde ese momento su vista no salió de él, el bullicio que lo rodeaba pareció desaparecer y todo perdió importancia. Se movía con agilidad tajeando a marines a diestra y siniestra. Se dio cuenta de que debía escapar de la celda noble a toda costa, quería que aquel sujeto le enseñara. Pero el ataque fue acallado por la marina, y los invasores sobrevivientes escaparon de la isla. Se había quedado sin maestro, pero no por eso sin las ganas de aprender el arte de la espada. Como pudo consiguió una katana de madera, y mientras teóricamente estaba estudiando se dedicó a entrenar, un rutina que tan solo duró unos pocos meses.

En cuanto sus padres se dieron cuenta de lo que hacían no dudaron un segundo. Su brazo derecho, aquel que le servía como soporte principal de la espada, fue completamente mutilado. No importaba el precio, para lo nobles lo más importante era mantener la posición social y si alguien se hubiese enterado de lo sucedido con su hijo habrían pasado una vergüenza absoluta. Tras esto, los intentos de escape del joven se multiplicaron; cada día que pasaba era una nueva idea para huir y también un nueva y decepcionante falla. A sus 15 años ya no soportaba más el tener que estar allí, pero escapar seguía siendo un imposible, por lo que se decantó por seguir entrenando. Sin importar que se volvería un maestro de la espada, por lo que aún sin su brazo hábil disponible desarrolló habilidad con el otro y continuó entrenando sin cesar. Algún tiempo después volvió a ser descubierto, y esta vez no hubo reparos en el castigo. Su brazo izquierdo fue cercenado sin piedad, y a sabiendas de que aún con eso no se rendiría; sus mismos padres, aquellos que le habían dado la vida, decidieron quitársela dejándolo a la deriva en el impredecible mar.

Cuando despertó solo recordaba el dolor de su brazo siendo atravesado por el frío acero. Lo primero que hizo fue intentar moverlo, pero claro, ya no estaba allí. Se encontraba en una camilla, en algún salón oscuro. Intentó levantarse, pero notó que su cuerpo permanecía atado con varios cinturones.

-¿Quieres recuperar tus brazos?- la voz, fría y tenebrosa, retumbó en el lugar. El joven quiso hablar, preguntar quién era aquel individuo, pero se dio cuenta que tenía la boca tapada.-¿Sí o no?- La voz insistió, y Serge no tuvo más opción que asentir con la cabeza. Perdido por perdido, al menos tenía una oportunidad de cumplir su sueño. La poca luz que había se apagó, dejándolo completamente a oscuras, y sintió como una fría aguja se clavaba en su brazo. Tras eso perdió nuevamente el conocimiento.
Volvió en si unos cuantos días después. Aún se encontraba en la camilla, pero ya no estaba atado a ella y ahora la habitación se encontraba iluminada. Parecía ser un quirófano. Sintió entonces algo extraño, como un cosquilleo donde anteriormente había estado su brazo. Al mirar se encontró con una demoníaca extensión rojiza y una brutal cicatriz que la unía con lo poco quedaba de su brazo original. Su brazo derecho también estaba curado, lleno de todo tipo de cicatrices, pero curado al fin.

-Ya tienes los dos brazos, más vale que te conviertas en el mejor, en lo que sea que quieras ser.- Un hombre pequeño y demacrado, de largos cabellos blancos y orbes esmeralda lo miraba. Serge abrió la boca para hacer una pregunta, pero el vejete lo interrumpió –Mi nombre es Dr. Kaku, y eso es todo lo que debes saber de mí. Te has convertido en mi experimento, y no aceptaré quejas acerca de ello, me diste tu consentimiento. Puedes quedarte por aquí un tiempo hasta que te acostumbres a tu nuevo cuerpo si quieres, luego te largas.-

-Muy bien, pero ¿Qué es esto?- preguntó haciendo un gesto con la cabeza hacia el brazo.

-Te lo habían cortado ¿No? Dijiste que querías otro asique simplemente te puse uno nuevo. Le pertenecía a un demonio de Valtigo, la isla de la tierra blanca. Tengo varias partes de bestias del estilo, a eso me dedico después de todo-
explicó mientras le daba la espalda al peliblanco y encendía un cigarrillo.

No parecía que estuviera dispuesto a explicitarse mucho más, por lo que no había más que preguntar. Sería raro acostumbrarse a cargar con aquel brazo, pero lo haría y se convertiría en un eximio espadachín. Una vez que logrará eso se encargaría personalmente de subir a la tierra de los nobles… para destruirlos. Consciente de que no lo lograría con sus habilidades actuales se propuso comenzar un viaje por los 5 grandes mares. No importaba cuanto tuviera que hacer, se convertiría en el mejor y cumpliría con su meta…


Última edición por Serge el Vie Ago 12, 2011 3:51 pm, editado 2 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hellequin T. Serge

Mensaje por Invitado el Miér Ago 03, 2011 2:40 pm

Aceptado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.