Flanagan, el Vaquero desubicado

 :: East Blue :: Loguetown

Ir abajo

Flanagan, el Vaquero desubicado

Mensaje por Invitado el Mar Jul 26, 2011 9:28 am

El café se deslizaba por su garganta, tras haber abrasado ligeramente su lengua, y se dirigía al estómago, donde sería digerido. Se encontraba sentado en la banqueta frente a la barra de un bar. Sus piernas, estaban estiradas y apoyadas en el travesaño de su banqueta. Su brazo derecho descansaba sobre la barra mientras que el izquierdo sostenía la taza de café que con sumo gusto disfrutaba. Era un día tranquilo, y su mente no contaba con mayores preocupaciones que las de no quemarse demasiado con su bebida. A sus pies descansaban las tonfas que se había comprado horas antes en la misma Logue Town. Había hecho un dinerillo en el tiempo en que había estado alejado de Desmond, y había decidido renovar sus armas. Tras acabar sus asuntos perdientes, sólo tenía que encontrar una pequeña pista de su moreno amigo para volver a reunirse con él. Acarició el librito que guardaba en el interior de su chaqueta y sonrió, dando otro trago a su café.

Había hallado una pequeña pista de la historia del mundo. Un viejo historiador retirado que había dejado por escrito sus vivencias. Por desgracia, no había sido un investigador muy bueno, al menos ni la mitad de bueno que el propio Henry: los datos que había dejado por escrito procedían, en su mayor´parte, de la Biblioteca de Ohara. Y todos esos datos ya los conocía. Ahora, se encontraba en Logue Town a la espera de un indicio. El indicio llegó de la mano de un cazarrecompensas, que parecía explicarle a sus ebrios amigos su plan de atrapar a Desmond Fate Devil. Sonrió, porque también pudo escuchar que se encontraba, precisamente en Logue Town. Se levantó de su taburete, y se acercó al grupo.

-Disculpen mi atrevimiento, caballeros. No he podido evitar escuchar su conversación. Siento decirles que Desmond F. Devil no se encuentra en Logue Town. Acabo de pasar por Shimotsuki y allí me encontré con este pirata. Se dirigía a Karate Island. Ahora mismo estoy haciendo un alto antes de emprender el viaje tras él. Tengo un asunto que ajustar... -dijo con serenidad, oscureciendo su tono al final. Se le daba bien hablar, y más aún convencer a unos hombres. Los tipos sonrieron ante su suerte.

-¡Muchas gracias! Joder, chico, acabas de salvar al viejo Flanagan de un ridículo. -dijo el cazarrecompensas.- Como agradecimiento, yo pagaré tu bebida. Un café, ¿no? ¡Dalo por hecho! -comentó entusiasmado.

Henry sonrió, hizo una reverencia y se ajustó la corbata. Se colgo las tonfas del cinturón y se fue de la taberna, en busca de Desmond. En Loguetown...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: East Blue :: Loguetown

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.