Búsqueda de destrucción

 :: East Blue :: Loguetown

Ir abajo

Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Vie Jun 03, 2011 4:55 pm

Hacía ya una hora que había amarrado el bote en el puerto de Loguetown. No tenía la más remota idea de dónde podría estar aquél maldito, ni siquiera tenía la certeza de que hubiese desembarcado en esta isla, pero era la más cercana a Namimo y era un punto obligado de parada para todo aquel que fuese a Grand Line. Si había una posibilidad de encontrarlo aquí, ni la mismísima Marina me impediría encontarlo: recorrería toda la isla de cabo a rabo, buscando en cada local, destrozando cada hotel con el único fin de encontrarle y vengar lo que le ha hecho a mi familia. Aunque fuese con el puño descubierto, pues aún no había adquirido ningún arma adecuada a mi estilo, le haría sentir el dolor que sentía yo en sus propias carnes.

Durante esa hora estuve recorriendo el puerto para ver si se encontraba allí, atracado en el puerto como la miserable basura que era, esperando que otros hiciesen el trabajo por él. Pero mi búsqueda fue en vano, había muchos barcos piratas y muchísima gente en cada tripulación. Por lo que parecía, no se encontraba en el puerto. Tendría que buscarlo por toda la ciudad. Si era pirata, seguramente se encontraría en alguna taberna. Por suerte, tenía un gran sentido de la orientación. Aun así, la ciudad parecía un laberinto. Tal era la ira que sentía en esos momentos que me iba chocando con la gente como si no viera que estaba recorriendo calles transitadas. No iba a perder el tiempo con mentiras y engaños, estaba demasiado furioso como para pensar en alguna treta correcta. Tal vez fuese lo mejor para encontrarle, pero no era el momento de pararme a pensarlas.

Lo único que podía escuchar además de mis propios pensamientos y torturas que se me ocurrian para hacerle cuando encontrase a ese pirata del bigote extraño eran las voces de los viandantes diciendos cosas como: -¡Cuidado! ¡Mira por dónde vas, imbécil!- y cosas así. Yo simplemente las ignoraba, pues eran una perdida de tiempo.

Siguiendo la calle por la que iba, observé en un callejón un cartel de madera con las letras PUB y una jarra de cerveza en él. Ya tenía otro lugar en donde buscar. Me dirigí hacia la puerta de la taberna y sin pensarlo dos veces, la derribé de una patada. Entré dentro y me puse a observar a los rufianes que estaba ahí bebiendo. No parecía que ninguno fuese el que buscaba.

-¡Vosotros! ¡¿Habeis visto a un pirata con un bigote extraño?! - grité, desde donde me encontraba. Solo recibí las risas de los clientes. Incluso uno, sentado sólo en la mesa más cercana a la puerta, se atrevió a mofarse.
-¿Un pirata de bigote extraño? ¿No sería tu madre a la que estás buscando?- respondió, seguido de una sonora carcajada.

¿¡Se atrevió a mentar a mi difunta madre?! No se lo podía perdonar, y menos una ofensa de tal calaña. Me dirigí corriendo a donde estaba ese sujeto e, instintivamente, le propiné un puñetazo en toda la cara. Con la fuerza de la carrera salió despedido hacia atrás un poco. No es que fuese un gran luchador ni destacase por mi fuerza, pero sin algún bastón no me quedaba otra alternativa. Aunque me dolía el puño derecho del impacto, ni me inmuté, pues la rabia me impedía pararme a pensar. Me acerqué a donde había caido ese tipo, le agarré la camisa de rayas naranjas y observé su rostro. Parecía que tenía miedo, su larga melena negra estaba empezando a mancharse de la sangre que salía por su nariz. Acto seguido, sin dejar que se levantase, empecé a darle una serie de puñetazos, como si del miserable que había acabado con mis padres se tratase.
- ¡No... vuelvas.... a mentar... a esa mujer... o acabaré... con tu vida!-- Iba diciendo entre cada puñetazo, lleno de ira.

Tras seis puñetazos, el dependiente del bar me separó de ese hombre. Una vez separado de él, me di cuenta que estaba pagando mi frustación con un inocente. El camarero, literalmente me lanzó fuera del bar.
-¡No vuelvas por aquí o llamaré a los marines!- gritó, una vez me había echado del bar. Pareció que se iba a atender al pobre hombre que habñia pegado.
Me alejé corriendo de la zona sin demora, así evitaría las represalias del hombre ese.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Garou el Sáb Jun 04, 2011 10:38 am

Entre las tranquilas aguas del Scout Blue un pequeño bote de remos se alcanzaba a divisar desde la orilla del muelle, a la lejanía y sobre el pequeño buque de madera se podía observar con algo de dificultad la silueta de un sujeto, por la complexión física de su cuerpo y aquella rebosante cabellera color dorado que cubría su cabeza se le podría identificar rápidamente como una persona, cual con fuerza y determinación movía sus brazos de manera intercalada, primero el derecho y luego el izquierdo, la fuerza con la que movía sus extremidades hacia que el botecito se impulsase con mayor facilidad hacia la muelle, su rostro se encontraba siempre elevado, divisando sus orbes hacia la orilla de aquel pequeño lugar, prácticamente infestado por diferentes tipos de comerciantes, personas adultas, niños pequeños corriendo de un lado hacia a otro, sumergiendo sus diminutos pies en diferentes charcos de agua que yacían entre algunas zonas del lugar, sus orbes azules pararon de observar aquella locación e inclinando su rostro levemente hacia abajo continuo remando, pequeñas gotas de sudor resbalaban por sus brazos y frente terminando por perderse entre las grietas de la madera del botecito de remos.

-Al fin llegue…-Susurro para sí mismo con un tono de voz bastante bajo, aun cuando sus palabras habían sido mencionadas con una modulación en su voz bastante baja las personas y demases le observaban, clavaban sus fieras miradas sobre el recién llegado, seguramente suponiendo lo peor ante su pequeña y pobre presentación, ¿Quién viajaría en un pequeño bote de remos?, la respuesta en esta ocasión era obvia, únicamente se trataría del rubio quien aun cuando lo no podía aparentar se encontraba algo cansado por el extenuante trabajo que sus brazos habían realizado, en aquel preciso instante una extraña sensación de antojo llego hasta su paladar, el amargo pero refrescante sabor de la cerveza sería algo ideal para la ocasión, su rostro de manera precipitada se giro hacia en varias direcciones intentando localizar alguna taberna o tienda donde pudiese saciar su antojo, teniendo en mente la idea del lugar en el que estaba seguramente encontraría algún restaurante o similar que pudiese llenar su estomago.

-Quiero Cerveza…-Suspiro bajito terminando por acercarse al muelle, por alguna extraña razón el olor al agua salada del mar se podía percibir de una manera más fuerte en donde estaba, acompañado de la peste que emanaba de los putrefactos pescados que se encontraban en descomposición en diferentes recintos, aunque aun sin sentirse hostigado o similar por el olor amarro con fuerza el bote a un pequeño poste ubicado en las cercanías y con la esperanza de no ser robado por algún pirata de su misma calaña se dispuso a continuar su camino, sus pisadas eran de cierta forma lentas y tranquilas, tal parecía que por el ritmo en el que andaba quería observar con claridad y detenimiento todo el lugar, pequeños suspiros emanaban desde sus labios al pensar diferentes cosas, por como notaba las cosas el lugar era bastante tranquilo…-No encuentro ningún lugar decente… Mierda!..-Exclamo con fuerza esta vez, pudiendo a los segundos observar en el interior de un pequeño callejón, justo al final del mismo una taberna algo antigua.

Mas sin embargo algo le desconcertó, una silueta que corría velozmente alejándose del local llamo su atención, de alguna u otra manera logro interceptarlo postrándose frente a el…-Hey Chico, te ves algo agitado, ¿Estás Bien?...-Musito bajito intentando averiguar qué era lo que le sucedía, porque hasta cierto punto había escapado de la taberna, eso podría significar que dentro del establecimiento podrían haber alguno que otro problema.
avatar
Garou
Capitán Pirata
Capitán Pirata

Mensajes : 594

✖ Profesión : Luchador

Hoja de Personaje
Berries: 5.770
Objetos//Armas:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 04, 2011 2:02 pm

La rabia y la adrenalina iban desapareciendo poco a poco de mi cuerpo mientras salía del callejón. Seguía furioso, pero ahora empezaba a sentir bastante más el dolor de mis manos. Mientras corría, miré a mis manos para ver el origen del dolor. Aunque pensé que el dolor solo provenía de los golpes ue le había propinado al mendrugo ese, estaba algo equivocado. Al mirarlas, observé que estaban un poco manchadas de un rojo carmesí oscuro. Parecía que la sangre de aquel hombre me había impregnado las manos, pero me di cuenta de que en mis nudillos habían pequeñas heridas por las que emanaba un poco de sangre.

Estaba tan ocupado mirando mis manos cuando una mano me agarró el brazo izquierdo fuertemente. Por un momento pensé que era algún conocido de aquel hombre que venían a devolverme "el favor" que le había hecho en la taberna. Giré mi cabeza lo justo para observar a una silueta bastante grande. Con ese cuerpo y esa fuerza no podría tratarse de una persona normal, seguramente sería alguien fuerte que hubiese estado entrenando su cuerpo mucho. No estaba en condiciones de meterme en otra pelea, aunque sabía que sería capaz de aguantar bastante, sin ningún poder ofensivo como estaba en ese momento no podía hacer mucho. Estaba a punto de intentar escapar de aquel presunto agresor cuando una frase acabó con toda esa cadena de pensamientos.
-Hey Chico, te ves algo agitado, ¿Estás Bien?...- una voz me susurró por la espalda. Hasta ese mismo instante pepnsé que el tipo que me estaba agarrando tenía intenciones hostiles.

Me giré para ver de quién se trataba. Pude observar a un hombre de más o menos mi altura, bastante musulado con una larga melena rubia. A pesar de sus vestimentas rojas que le daban un aspecto algo más agresivo, parecía buena persona. Aun así no me fiaba ni un pelo de él, pero no parecía que fuese de los que iban buscando pelea.
-Sí, estoy bien.-le respondí algo cabreado. Después de lo que había pasado hacía un momento, estaba algo más calmado, pero seguía molesto por todo lo que había pasado recientemente en mi vida. -¿No habrás visto a un pirata con unos bigotes extraños?-le pregunté. Mientras le preguntaba esto, le di unos pequeños empujoncitos con el antebrazo derecho, pues mi mano estaba algo tocada todavía, para que me soltase mi otro brazo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Garou el Sáb Jun 04, 2011 2:34 pm

Sus ojos observaban lentamente la silueta del peli negro, tratando de analizar la causa por la cual había salido en estampida dentro de la taberna, seguramente por su pronta huida aquel lugar sería un mal sitio para consumir sus alimentos, aquella idea había llegado hasta el interior de su propio subconsciente alertándole de lo que le podría pasar si se llegase a internar en aquella locación, sin darse cuenta su diestra aun sujetaba el brazo del chico, ejerciendo un poco de fuerza puesto que por sus movimientos anteriores había tomado bastante velocidad, imposible de parar con solo postrarse frente del haciendo un ademan con su mano, un pequeño suspiro se escapo de entre sus labios en el instante en que le escucho, por el ritmo de su respiración parecía que se encontraba ligeramente cansado, aquello hasta cierta manera parecía preocuparle un poco…-¿Hm?...-Mascullo bajito elevando su rostro para alcanzar a postrar sus azulados orbes sobre los del sujeto y con una mirada analítica se dispuso a escucharle en silencio.

¿Un hombre con un bigote extraño decía?, dadas las características físicas que le había proporcionado al rubio este realmente no sabía que decir, desde que había pisado hace unos minutos el muelle no se había puesto a observar a las personas que le rodeaban, alguna que otra cara ligeramente conocida se había quedado plasmada sobre su rostro, aunque con la poca información que le habían dado dar una respuesta concreta sería demasiado difícil, debido a que hasta donde ahora estaba había divisado en abundancia a varios sujetos con bigote…-Si… y No…-Susurro bajito, terminando por notar el leve movimiento de su ante brazo y sin más decidido liberarlo del agarre…-Digamos que he visto a varios tipos con bigotes extraños, varios de ellos se dirigían hacia el centro de Logue Town… -Murmuro de nueva cuenta con un tono de voz algo suave, su rostro lentamente se movió hacia varios lados, intentando buscar con la mirada las calles que varios de aquellos habían seguido hace algunos minutos.

-¿Pasa algo con ese sujeto?...-Tal parecía que era bastante metiche, puesto que no le importaba el hacer preguntas que no tenían nada que ver con él, por unos minutos ante la reciente aparición del desconocido el hambre que amenazaba con consumir su propio estomago se había desvanecido como arena en el viento, dejando ahora dentro de su subconsciente la idea de quién era aquel sujeto… -¿Te debe dinero o algo así?...-De nueva cuenta no pudo evitar el entrometerse en aquel asunto, aunque claramente no le correspondía simplemente lo había hecho por que si.

_________________
avatar
Garou
Capitán Pirata
Capitán Pirata

Mensajes : 594

✖ Profesión : Luchador

Hoja de Personaje
Berries: 5.770
Objetos//Armas:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 04, 2011 4:05 pm

Aquel hombre, sin comerlo ni beberlo, me había proporcionado una última esperanza de encontrar a ese hombre. Era cierto que había pasado ya demasiado tiempo como para encontrarle fácilmente, y más después de haber cometido una masacre como la acontecida en el pueblo. Si no conseguía encontrarle ahora, probablemente no lo haría nunca. En el caso de que hubiese venido aquí, un asesino no se quedaría mucho estando tan cerca una base de la Marina. Por eso tenía que darme prisa en llegar hasta la plaza central de Logue.

-- Se podría decir que es un miserable a quien tengo que devolverle "un favor".- le dije, con un tono de ironía y de crueldad. La verdad, la probabilidad de encontrarle con los datos que le había proporcionado era realmente escasas, pero nunca se me dio nada bien describir a las personas. Aunque era una pista escasa y muy difusa, era más de lo que me habían proporcionado los demás a los que pregunté. -Haber si soy capaz de dar con él. Muchas gracias por todo.- le dije, con una sonrisa en la cara. En una situación como la mía, nadie en su sano juicio sacaría fuerzas para esbozar un intento de sonrisa, pero tenía algo a lo que aferrarme gracias a aquél tipo.

Me paré un momento a pensar en mi situación actual. Con las manos heridas no sería capaz de acabar con aquel tipo a menos que pudiese hacerme con un arma y este muchacho parecía ser bastante robusto. Tal vez podría consegiur que me echase una mano para encontrar al tío ese. A pesar de que me gustaría darle una paliza yo mismo, podría ser que este tío se la diese en mi lugar y yo aprovchar para rematarle. La idea no parecía mala, aunque cabía la posibilidad de que se negase, en cuyo caso tendría que buscarme las mañas para hacerlo yo mismo.

-Bueno, la verdad no es un favor lo que le tengo que devolver. Es un ladrón que robó en el establecimiento de mi familia una gran suma de dinero y tengo que recuperar lo que nos ha quitado.- mentí, aunque con tal naturalidad que hasta casi yo mismo me lo creería. -¿Podrías echarme una mano para encontrar a ese miserable?- pregunté, mientras observaba mi mano izquierda que, aunque todavía estaba ensangrentada, parecía que las heridas dejaron de echar sangre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Garou el Sáb Jun 04, 2011 4:40 pm

¿Debía creerle? Hasta donde el rubio conocía aquel sujeto era un completo desconocido, la única cosa que aseguraba de aquel chico era que seguramente se podría tratar de un alborotador, esto claro demostrado por la reciente escena que había presenciado a lo lejos en la cual el encargado de la taberna lo había sacado de la misma sin mucha dificultad, sus azulados orbes divisaban con lentitud el físico ajeno, observando de abajo hacia arriba podía notar con claridad lo levemente dañado que se encontraba su cuerpo, seguramente había pasado por varias cosas para llegar en donde estaba actualmente, una extraña sensación de compasión llego hasta su interior, de alguna manera logro tentarse el corazón para ayudarle, ¿Quién sabe? Seguramente en el transcurso en que le ayudaba lograba conseguir algunas cosas de su interés o divertirse a lo menos.

-Vale te ayudare… -Susurro con el mismo tono de voz de hace algunos momentos, una leve sonrisa se pinto sobre su rostro, con lentitud fue postrando sus manos en el interior de los bolsillos de su pantalón, dando un par de pasos después para terminar por colocarse frente al peli negro…-Vale, entonces vallamos hacia la plaza, ahí seguramente encontraremos a ese tipo…-Menciono emprendiendo camino nuevamente, aunque realmente no conocía para nada aquel sitio con la ayuda de diferentes personas podría llegar hacia su destino, con el solo ver a la gente podría mas o menos identificar las calles y camino que le llevarían a donde quería, varias personas que transitaban las calles observaban con un toque de frialdad a ambos sujetos, observándoles de abajo hacia arriba, tal parecía que se encontraban algo alertas ante los visitantes no deseados, mas aun si estos no eran ciudadanos de Logue Town como en el caso del Rubio.

-¿Es alguno de esos tipos?...-Pregunto con un tono de voz ligeramente elevado, señalando con su índice hacia los presentes que tenia frente a él, personas con diferentes tipos de características físicas, desde los gordos hasta los flacos, vestimentas de todos y variados estilos, realmente sería algo difícil identificar al sujeto que el peli negro buscaba…-Anda debemos buscarlo…-Susurro suspirando tenuemente, divisando hacia todos lados buscando más hombres con las características físicas que le habían dado hasta ahora.

_________________
avatar
Garou
Capitán Pirata
Capitán Pirata

Mensajes : 594

✖ Profesión : Luchador

Hoja de Personaje
Berries: 5.770
Objetos//Armas:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 04, 2011 6:36 pm

FDI: Les llevo para una tienda, así hacemos las transiciones de la tienda On-rol, ok? Creo que a ambos nos viene bien, así nos lo quitamos de enmedio ^^

-¡Fantástico! ¡Muchas Gracias!- Exclamé con una falsa ilusión. Parecía que había conseguido engatusar al rubio de ojos azules. Parecía ser un bonachón, hasta empezaba a sentir algo de pena por aprovecharme de él. No, solo eran imaginaciones mías, solo me importaba vengar a mi familia costase lo que costase.-Vamos pues, antes de que se escape.-Afirmé, mientras hice un gesto con la mano para que me siguiera. No había tiempo que perder, cada segundo que pasaba la probabilidad de encontrarle disminuía como los granos de un reloj de arena cayendo hacia el depósito inferior.

A pesar de mi buen sentido de la orientación, no puedo localizar una parte de una ciudad en la que nunca he estado. No tenía tanta suerte como para llegar a todos los sitios a la primera, por lo que tuvimos que pararnos a preguntar a varias personas que nos encontrábamos por las calles: tenderos y viandantes principalmente. Al llegar a un cruce, no sabíamos qué desvío tomar, por lo que decidimos entrar en una tienda de útiles para la vida marina. Al entrar, lo que anunciaban como "útiles" resultaron ser un monton de cosas variadas: decoración, mapas, brújulas, algún arma de fuego, alguna espada, armas de puño, armas de asta y alguna arma exótica más. Me quedé asombrado al ver tanta variedad de cosas, por un momento dejé de pensar en el objetivo que tenía en mente. En uno de los estantes de la derecha había dos objetos que me llamaron la atención: un bastón plegable formado de tres piezas y un bello látigo negro acabado en punta. Era mi oportunidad de armarme para lo que me esperaba. Saqué los objetos de la estantería y los llevé a la caja.
-Oh, veo que tiene buen ojo. Ciudado con ese látigo, está impregnado en un potente veneno. - dijo, el dependiente, mientras hacía las cuentas en la máquina registradora. -¿Algo más?- - preguntó.
-Sí, deme una brújula de estas. -dije, mientras señalaba una brújula con cubierta azul- Y si pudiese dejarme un mapa de la ciudad un momento se lo agradecería mucho, solo para echarle un vistazo. - Respondí, sin olvidarme de lo que había ido a buscar a la tienda.
Tras la transacción, me coloqué el látigo en el cinturón, me guardé la brúkula en un bolsillo y las tres partes del bastón las enganché al interior de la camisa. Después, me puse a mirar el mapa para observar el camino más rápido hacia la plaza central. Parecía que mi compañero también hizo alguna adquisición en la tienda, pero no presté mucha atención. Tracé mentalmente la ruta más rápida a seguir y la memoricé, pues el sitio no estaba muy lejos de allí.
-Muchas gracias, ha sido muy amable.-le dije al dependiente, mientras le devolvía el mapa.-¡Vamonos!- le dije a mi compañero.

Salimos de la tienda y tomamos el camino de la izquierda. Tras un par de cruces, llegamos a la dichosa plaza. Al llegar allí, empezamos a buscar entre los viandantes al susodicho. Íbamos observando uno a uno los hombres con los que nos cruzábamos, incluso a alguna mujer que cuidaba bastante mal su imagen. (XD)
-No, ninguno de estos es.-respondí. Era desesperante cruzarnos con tantas personas y que ninguna fuese el tipo al que estábamos buscando.
Poco a poco, mi moral se iba minando. A pesar de mi optimismo, la situación se volvía cada vez más estúpida y sin futuro. Habíamos mirado a ventisiete personas en lo que estábamos allí pero ninguna de ellas era el tipo que buscábamos: demasiado altos, demasiado gordos, demasiado flacos, caras que no se correspondían...

-Creo que aquí no está - le dije a mi compañero. Iba a decirle que nos marchásemos de allí cuando una voz burlona y estridente sonó desde nuestra derecha.
-¿Pero a quién tenemos aquí? ¡Si es el churumbel del tabernero de Namimo! No esperaba verte tan pronto ¿Les gustó el regalito que les dejé por intentar obligarme a pagarles? -Gritó, mientras el emisor se acercaba a donde estaba. Reconocía esa voz tan asquerosa, rápidamente giré la cabeza para confirmar lo que me temía: era ese maldito hombre de altura media, vestido con chaquetas púrpuras, con el pelo negro largo, unos ojos de color verde y con un bigote que parecían pares de uvedobles a cada lado de esa nariz tan gorda. (Estilo Wario XD)

-¡Maldito! ¡¿Cómo osas dirigirte hacia mí después de haberme arrebatado lo que más quería?! ¡Voy a darte lo mismo que le has hecho a mi familia!- Grité a pleno pulmón, lleno de rabia. No podía permitir que siguiese mancillando la memoria de los muertos de esa manera.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Garou el Dom Jun 05, 2011 1:11 pm

Ni siquiera se inmuto en poco en simular alguna expresión facial ante la exclamación del peli negro, le parecía de cierta manera extraño su comportamiento, aun cuando no le conocía del todo bien poco le importaba si le estaba mintiendo o no lo único que quería hacer era entretenerse un poco, salir de la laboriosa tarea de viajar de isla en isla sin hacer nada en particular, hoy las cosas serian ligeramente distintas a las comunes y normales, en contadas ocasiones su boca se abrió un par de veces para dejar escapar desde esta pequeños suspiros, cortas exhalaciones de aire que con claridad denotaban el aburrimiento que portaba sobre sus hombros, caminaban y caminaban a diferentes ritmos para intentar llegar al centro de la ciudad, si algo que no le sentaba demasiado bien al rubio era el ser paciente, la desesperación con facilidad se impregnaba en su cuerpo cuando debía esperar en exceso y ahora mismo ese era el caso, una parte del quería correr desesperadamente hacia cualquier sitio, preguntando una y otra vez a los diferentes residentes y transeúntes de aquella tan ordenada ciudad, aunque muy dentro de su mente sabia que aquello no lo era correcto.

Caminaban y caminaban sin llegar a algún destino aparente, cruzaban calles una y otra vez, alguna que otra más calmada que la anterior y así sucesivamente, varias personas de diferentes profesiones laboraban en diversos tipos de comercios ambulantes e inclusive se podía denotar a simple vista la presencia de varios agentes del gobierno y marines resguardando con responsabilidad cada esquina de la ciudad, tal y como se veía para un pirata novato escapar de aquel sitio sería algo completamente difícil… mas no imposible.

Sin darse cuenta las pisadas de ambos les llevaron a una especie de tienda, buscando algunas instrucciones ambos se adentraron a la misma, una cara de sorpresa fue lo que se pinto sobre su rostro, hasta ahora no portaba con el ningún tipo de objeto de valor o arma que le ayudase a defenderle, mas sin embargo la oportunidad de tomar algo había incrementado.

En aquel instante sus orbes con lentitud y de manera expectante divisaban cada estantería que adornaba el pequeño establecimiento, revisando de abajo hacia arriba cada rincón del lugar por si encontraba algo que llamara su atención, y tal parecía que así había sucedido, sus azulados ojos alcanzaron a divisar algo similar a una carcasa metálica colocada sobre dos brazos de madera…-M gusta…-Susurro para si mismo dándose cuenta de lo perdido que se encontraba su reciente compañero, de reojo notaba como el pelo negro realizaba alguna que otra compra mas sin embargo sin la intención de quedarse atrás hizo lo mismo, siendo atendido el rubio por otro vendedor del lugar, tras unos minutos de realizar la compra ambos salieron del local retomando de nueva cuenta su rumbo.

Hasta hace poco el aburrimiento que amenazaba contra el se había esfumado, tal parecía que la repentina parada en el interior del establecimiento de armas le había sentado de maravilla, mas sin embargo no lo suficiente como para levantar sus ánimos de una manera más prolongada, caminaron y caminaron hasta llegar al fin al centro de la ciudad. De igual manera rodeado por diferentes puestos ambulantes, personas transitando el lugar de un lado hacia a otro y sin parar.

Fue ahí cuando de repente escucho el potente grito que había proliferado su compañero, sus orbes miraron con ligero asombro al hombre que divisaba el peli negro, ¿Era ese el sujeto?, por su aspecto físico parecía una persona sacada de un video juego…-No se ve tan fuerte…-Susurro bajito, andando lentamente hacia adelante.

_________________
avatar
Garou
Capitán Pirata
Capitán Pirata

Mensajes : 594

✖ Profesión : Luchador

Hoja de Personaje
Berries: 5.770
Objetos//Armas:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Garou el Mar Jun 07, 2011 4:06 pm

Observo con cierto denimiento el cuerpo del sujeto que tenia de frente, analizándolo de abajo hacia arriba observaba si tenía alguna ventaja de derribarlos, por su corpulenta y fea figura sería algo difícil, o claro al menos eso pensaba el pelo rubio, quien con una media sonrisa pintada sobre su rostro dio un par de pasos hacia atrás terminando por postrarse a espaldas del peli negro, un ligero suspiro emano de entre sus labios al notar algo que le había estado incomodando desde hace algunos minutos ¿Sería ese sujeto lo suficientemente fuerte como para entablar un buen combate?, por su apariencia física la respuesta era si, mas sin embargo en sus adentros sentía todo lo contrario, notaba una extraña aura de debilidad emanando desde el cuerpo ajeno, cosa que de cierta manera le pareció patético.

-Sabes… este sujeto es demasiado débil…-Mascullo con levedad con un tono bajo, comenzando a avanzar lentamente hacia otro rumbo mas no fijo, sus pisadas esta vez eran algo mas rápidas, su respiración ligeramente entre cortada debido a la cierta dificultad que mostraba el respirar en aquel lugar tan caluroso.

_________________
avatar
Garou
Capitán Pirata
Capitán Pirata

Mensajes : 594

✖ Profesión : Luchador

Hoja de Personaje
Berries: 5.770
Objetos//Armas:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Miér Jun 08, 2011 6:15 pm

No fui capaz ni de resistirme un instante en desenfundar el arma con la que podría causarle más dolor: el látigo, pues si el vendedor no me había estafado el veneno le haría bastante daño. Me lancé corriendo hacia aquél miserable tipo, chasqueando el látigo y, cuando estuve a la distancia suficiente, lancé un latigazo hacia su cuerpo. Pero al ver mis intenciones, éste retrocedió un poco, sacó de un bolsillo interior de la chaqueta un puñal plateado del tamaño de un abrecartas, cuyo mango era de una madera color marrón, el cual lo lanzó hacia mí, apuntando hacia mi pecho. La distancia que nos separaba no era muy grande, pero pude reaccionar lo suficiente como para que el impacto no fuese letal para mí. La hoja de aquella pequeña arma blanca incidió sobre mi brazo izquierdo, quedándose clavado en él.

Un grito de dolor bastante fuerte sucedió al impacto del cuchillo de pequeño tamaño sobre mi extremidad. A pesar de ser un enclenque físicamente, parecía tener todo un arsenal bajo sus mangas. Con todo lo que había pasado alrededor de aquel tipo estaba claro que no era de los que jugaban limpio, sino que era una persona que se valía de sus malas artes para vencer.
-¡Mierda! -farfullé, con una fuerte frustación de no sólo no haber podido siquiera hacerle un rasguño en el primer intento, sino que también había dejado que la rabia me dominase y bajase tanto la guardia. Había actuado como un idiota.

- Bueno, va siendo hora de finiquitar con lo que empecé en tu isla. Ha sido una pena, pero tengo que irme. El Grand Line me espera y no puedo quedarme a jugar más con unos mozalbetes. - manifestó aquél sucio patán, mientras desenfundaba el revolver que tenía en la cintura.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 11, 2011 6:46 pm

Este no podía ser mi fin. No había dejado todo en mi isla tras el asesinato de mi familia para perseguir a este tipo y que acabase él conmigo. Ahora mismo, al estar siendo apuntado por un arma de fuego a tan poca distancia, tenía que actuar muy rápido para evitar lo que probablemente sería una muerte segura. La gente que había en la plaza se encontraba horrorizada. Había un hombre herido con un arma blanca y otro a un metro delante suya apuntándole con un revolver.

Estaba claro que lo que necesitaba era distraerle para que bajase la guardia. Con el brazo izquierdo inutilizado con el cuchillo que me había lanzado, sólo me quedaba el látigo en la otra mano. Pensé rápidamente el qué decir, era sencillo pues él tenía claras intenciones de ir al Grand Line.

-Sabes perfectamente que, con el jaleo que has montado, los marines no tardarán en llegar. Si, además matas a una persona, no serías capaz ni de salir del puerto. Probablemente ni de esta plaza. Tu carrera de pirata terminaría aquí si acabas con mi vida ahora. - Dije, con un tono desafiante.

El ambiente era favorable para que se creyese éso. Aunque, probablemente, no se alejase mucho de lo que iba a pasar. Parecía que aquel sujeto empezó a reflexionar sobre mis palabras. Por un momento, parecía que titubeaba sobre si matarme o no. Pero no le iba a dar una segunda oportunidad. Hice un movimiento rápido con el brazo derecho para lanzar un ataque a la desesperada con el látigo. Las ondulaciones se propagaban a lo largo de la cuerda, haciendo que esta se dirigiese hacia su objetivo. Con un fuerte chasquido, la punta del látigo impactó en la mano del pirata y, como un acto reflejo, provocó que su mano dejase de hacer presión alrededor de la culata del arma, haciendo que ésta cayese al suelo. Además, la punta de la fusta había producido una pequeña incisión en la mano del enemigo.

El tiro me había salido mejor de lo que esperaba. Solamente quería golpearle para que quedase desarmado y poder salvar mi vida, pero adicionalmente había conseguido herirle en la mano con la correa impregnada en ponzoña, por lo que el veneno había pasado también al sistema circulatorio del oponente. Con esto, el hombre se agarró con la otra mano la que había sido herida con el látigo. Tal vez fuese el momento oportuno de ver los efectos del tósigo que recubría la superficie de cuero negro del látigo, pero no sabía cuánto iba a ser el tiempo de espera para ver esos efectos.
Aun así, no podía desperdiciar una oportunidad como ésa, pues si esperaba más tiempo él iba a volver a armarse y acabar con mi vida sin la más leve dubitación. Solté el látigo de la mano que lo empuñaba para cambiar de arma. Esta vez no era la ocasión de estrenar el bastón de punta metálica que había comprado, sino que iba a usar algo que acabase con esto rápidamente. Agarré con fuerza el mango de la daga que tenía clavada en el antebrazo izquierdo usando mi mano derecha, la saqué intentando evitar soltar un grito de dolor al sentir cómo el cuchillo era extraido de mis carnes, di un paso al frente raudo y le clavé el estilete en mitad del pecho. De la incisión, empezó a brotar la sangre a borbotones. A pesar de no tener un gran filo, esa cantidad de sangre solo podía significar que había atravesado algún punto importante, tal vez alguna arteria o tal vez el corazón.

El hombre cayó sobre sus rodillas mientras echaba un esputo de sangre por la boca y apoyó ambas manos sobre el suelo para evitar desplomarse. Empezó a jadear de una manera acelerada, como si le faltase aire para respirar. Parecía murmurar algo, pero los gritos de la gente al vez la escena me impidieron entender con claridad lo que decía. Pocos segundos después del ataque desesperado, se desplomó sobre el suelo. ¿Estaría muerto? Era una posibilidad muy remota la de que estuviese fingiendo con esa herida, pero las voces de las mujeres diciendo "¡Que vengan los marines!" me hicieron olvidarme del estado de ese hombre y buscar un lugar a donde esconderme mientras las cosas se calmaban. Recogí mi látigo rápidamente, lo volví a enganchar a mi cinturón y salí corriendo de la plaza, dejando atrás todo lo que había allí. Mi objetivo era escapar de allí y evitar ser descubierto.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Invitado el Lun Jun 13, 2011 11:07 am

Cierro Tema por Petición de Hayato.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Búsqueda de destrucción

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: East Blue :: Loguetown

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.