Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

 :: Red Line :: Alta Mar

Ir abajo

Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 23, 2011 4:38 pm

Desde un lugar elevado dentro del barco el muchacho pelirrojo observaba las olas del mar, sintiendo algo de mareo después de observarlas tan detenidamente por varias horas. No había mucho de interesante por hacer, ya que a diferencia de la Marina, en la que tenía nuevos quehaceres casi a diario, durante su estadía en territorio enemigo optó por dejar de jugar con barcos revolucionarios. Evidentemente, no le disgustaba, pero tampoco deseaba que se le fuera la mano con las modificaciones y pudiera causar molestias.

Damen continuaba metido dentro de las filas de los revolucionarios, siguiendo efectuando su labor de introducción. La idea era sencilla: ser uno de ellos y desenterrar secretos que pudieran ser usados por la Marina, pero quizá no fue la mejor elección del mundo seleccionar al pelirrojo para desempeñar esa labor. Había que recordar que era prácticamente un niño, además de que era pésimo usando ese tipo de estrategias tan bajas. Prefería partirse el lomo en el campo de batalla antes de ganar una guerra de forma poco honorable. Y para terminar había teniendo que mentirles a todas esas personas. El ojiverde no poseía prejuicio alguno hacia la armada revolucionaria, o a los piratas, por tanto le costaba bastante seguir con esa farsa.

“Ellos no me han hecho nada a mí, ¿por qué yo he de hacerlo?”

Pero por poco ético que fuera debía llegar al final y dar la información recopilada a sus superiores. Mientras que la mayoría de los revolucionarios se concentraban en Tequila Wolf el barco en el que viajaba se encontraba ya muy distante de la isla del puente con construcción. Eso era una suerte para el chico, ya que no deseaba encontrarse con la Marina. No temía por él, tenía miedo de que esa tripulación saliera herida, ya que era conciente del tipo de integrantes con los que la Marina contaba y sinceramente dudaba que esas personas pudieran resistir un combate así.

Tampoco creí seguir más tiempo acompañándoles, debido a que ya había reunido todo lo que necesitaba en la base de los rebeldes. Pero había alguien en especial que impedía que se pudiera ir tan campante. Había desarrollado buenos lazos de amistad con un muchacho casi de su misma edad que también viajaba en el barco. De no ser por él pudo haberse separado de ellos en la última isla.

Se bajó del mástil y comenzó a descender. El chico se movía con gracia y sin perder el equilibrio, ya que tenía gran práctica desplazándose sobre grandes estructuras. Un rayo de luz lo cegó, provocando que se cayera de bruces estando más o menos a la mitad del recorrido. Cerró los ojos, ya que pensó que se iba a quedar desparramado en el suelo de madera, pero cuando los abrió vio que alguien había interrumpido su caída al atraparlo en el aire.-¿Estás bien?- Dijo una voz varonil que fue reconocida por Damen. Justamente se trataba del hilo que lo mantenía atado a ese barco.-Steven.- Musitó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 23, 2011 9:23 pm

Finalmente aquel navío zarpó hacia el mar, dirigido solo por cumplir en su totalidad una misión, por obtener el labor diario y el cumplir con lo pedido impuesto por el gobierno al que le servía, atravesando las aguas y los mares cercanos a la Ciudad Alfa y omega, Loguetown, Varias millas de agua hacia delante, se encontraba aquel sitio al que debía llegar, según su informe escrito, debía tanto él, cómo su tripulación armada hasta los dientes destruir y acabar con un pequeño barco de la marina, quien sabe que había hecho, solo sabía que no era de agrado para aquel gobierno actual. Vladimir, estaba ya listo para todo, dentro de su camarote revisaba pieza a pieza su nuevo artefacto, calculaba su peso con tranquilidad, a fin de cuentas el lugar al que debía llegar estaba muy lejos en ese momento, sintiendo su peso quedaba sorprendido a cada minuto que pasaba, ya que, no podía creer que un arma de fuego tuviera tal liviano y ligero peso, todo estaba hecho a sus indicaciones, pero digerir tal habilidad en su arma, era casi imposible, aunque había algo más que probar el poder del arma, llegaría pronto el momento de usarla.

Vladimir salió por la puerta de su recamara, sentía la necesidad de hablar con su tripulación. Atravesó los pasillos de aquella embarcación, rápidamente lo hizo, a que tanto tiempo dentro de aquel lugar, que ya conocía todo de memoria inclusive podía leer los movimientos de sus tripulantes, claro está que era nada más que suposiciones que siempre acertaban. Se adentró a la cabina de mando, en donde sus más fieles tripulantes estaban. –Chicos esta tarde, ocurrirá todo, el ataque a aquel barco deberá quedar en completo secreto, no deben saber a qué grupo pertenecemos, así que bien, despójense de sus insignias de la Cypher Pol…Esta puede ser una batalla sin fin, así que carguen todo, quiero que estén completamente listos, vamos, quizá será una batalla inminente, y sumamente interesante, solo les pido algo chicos, sobrevivan. Y que nadie sepa de donde somos, será un secreto para nosotros.-

Los fríos vientos de los mares recorrían los adentros de la embarcación, y causaban escalofríos en algunos tripulante, sin embargo, seguían con la misma frialdad que les adornaba a los miembros de la Cypher Pol, fríos con todos menos con los suyos y sus familiares, incesante seguía el viaje en alta mar, tras ya pasado unas horas de viaje, el sonido de una alarma dio inicio con todo, Vladimir despertó y se levantó de su cama, cargo con sus propias manos el cañón del revólver, y llevo el resto de las cargas a su cinturón, situado obviamente en su cintura, las sirenas internas comenzaron a sonar sin parar, ya se estaban acercando al lugar, estaba casi a 50 metros.

Vladimir salió de su recamara armado totalmente, llevaba su revólver en mano y las cargas en su cintura y así también las granadas situadas en un costado izquierdo del mismo cinturón, subió los escalones que conectaban a la planta más alta y vocifero en ese punto unas palabras –Estamos cerca, al fin, prepárense, carguen armas, alisten cañones, y den todo de sí, los veré al final de todo enfrentamiento….-

El silencio invadió todo el lugar, prematuramente una voz masculina broto entre miles de seres en el navío –Si señor!- seguido de ello el resto de la tripulación, afirmo con lo mismo. Ambas naves tras un largo recorrido, estaban ya de frente, desde su posición Vladimir levantaba su mira hacía un sujeto de cabellera roja sobre el mástil, su objeto de golpe primario sería el, sin embargo por alguna razón espero un momento adecuado, cuando comenzó a descender por el mástil, la bala salió disparada hacía su dirección intentando atravesarle el pecho, lastimosamente, y por alguna razón, su danza le hizo evitar aquel ataque brutal, y solo vio como un pequeño rayo de luz atravesaba los aires delante de sus ojos. –Tsk- Expreso un poco molesto Vladimir.

Aunque no todo estaba perdido, aquel rayo de luz le hizo al chico perder el control de sí mismo y le hizo caer al suelo, su golpe sería terrible, le causaría la muerte instantánea, pero algo lo evito, mejor dicho alguien lo evito. Pero ese alguien no viviría mucho, Vladimir trepo hasta la cima del navío apuntando su revólver al chico que estaba sosteniendo al peli rojo, incito todo con una sonrisa llena de sadismo. –Muere- dijo accionando el gatillo de su arma, una bala salió disparada a una tremenda velocidad, y su dirección, clara era la cabeza del otro chico. La bala al paso de unos segundos, seguía cortando el aire del lugar, y sin consentimientos ni permisos impacto sobre la cabeza del varón que ayudaba al peli rojo. La bala impacto de tal forma en la cabeza del c hico que termino atravesando a la misma, una estela de sangre broto por los agujeros de bala, justo en medio de las narices del peli rojo su compañero se desploma con sangre regada en todas partes.

-Bingo…- dijo sonriendo y lanzando una carcajada al aire. Hizo una señal con la mano despejada, indicaba claramente el abrir del fuego. Cañones cargados salieron por unas compuertas al lado del navío, lanzando sus balas en dirección al barco marine, las balas colisionaron algunas más fuertes que otras, y otras fallaron por un mal cálculo. –Ahora no fallare…- comento apuntando de nueva vista al peli rojo…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 24, 2011 5:53 pm

Importante :
Aclaraciones:
No es un barco de la Marina, es un barco revolucionario.

Cambio el color de dialogo: Crimson por DarkCyan.

Se culpaba por lo torpe que había sido, ya que estaba un poco enervado de que todos allí lo estuvieran cuidando como si fuera un niño indefenso. Uno de ellos era Steven, un joven perteneciente al ejército revolucionario. Sabía que por su aspecto y edad difícilmente alguien podría tomarlo en serio, pero creía ya haber demostrado que era bastante fuerte como para velar por sí mismo y que no necesitaba de una niñera. Steven había estado desempeñando el papel de su cuidador. Aunque al principio creyó que los revolucionarios le habían emparejado con él para que lo vigilara, ya que seguramente les resultaba sospechoso que un crío supiera tanto de ingeniería, además de poseer una vasta fuerza.

Sus facultades físicas superiores habían sido comprobadas cuando accidentalmente un puñado de tablas de madera le cayó encima durante la reparación del barco y él pudo atraparlas todas sin hacerse daño. Lo que comprobaba que ya tenía sobrada experiencia haciendo trabajos pesados, levantando las sospechas de que podría ser un enemigo. Pero después de un tiempo parecía que todo se había calmado y ahora Steven más que ser su sombra era un compañero. Un compañero del que no se quería separar nunca.

Esperaba que ese viaje en barco durara para siempre. Debido a su profesión no tenía oportunidad de hacer muchos amigos. En parte por eso su madre nunca deseó que ingresara en la Marina, porque decía que un chico de su edad no debía preocuparse por trabajar, tan sólo en tener amigos y divertirse. Había tomado la decisión que lo hacía más feliz, pero eso no significaba que a veces dudara de ello.

-Ya me puedes bajar.- Le dijo tras emitir un suspiro. No estaba malhumorado, sólo que tampoco le gustaba que el resto de revolucionarios lo miraran extraño por estar tan cerca de otro varón. Se distrajo un segundo, ya que escuchó el sonido de disparos. Sobre su nariz se salpicó algo de sangre la cual brotaba de la cabeza de Steven. Estaba atónito, ni siquiera podía articular palabra. ¿Estaba muerto? Era obvio que sí, pero él no lo quería aceptar. Había sido tan rápido. Su cuerpo cayó junto al de Steven. Estaba horrorizado por la sangre que empapaba su rostro y camisa. El líquido vital se esparcía por todos lados desmesuradamente. El sonido de cañonazos se pudo escuchar a lo lejos, lo cual fue tomado por los revolucionarios como una señal de peligro, sin contar al hombre que habían perdido. Una mujer lo jaló del brazo y lo guió al interior de la nave al percatarse de que el pelirrojo seguía paralizado del miedo.

-Sé que lo que acabas de ver puede ser traumático considerando tu edad, pero ya nada se puede hacer por él y vas a tener que ayudarnos a pelear. ¿Haz usado uno de estos?- Preguntó la mujer mientras le mostraba al pelirrojo un arco. En algún momento de su vida había tomado algunas clases de tiro con arco, pero nunca había usado uno como arma. –Está bien.- Asintió el joven mientras sujetaba el arco y se armaba con un fajo de flechas. -¡Voy a matar al maldito responsable!- Exclamó mientras salía a toda prisa. –Espera muchacho, primero debemos tener un plan.- Dijo un hombre alto y de piel oscura que lo tomó del brazo antes de que pusiera un pie en el exterior. -¿De qué está hablando? No hay tiempo. Es sencillo: o mueren ellos o morimos nosotros. – Ultimó.

“Y de ninguna manera seré yo el siguiente”

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 24, 2011 11:39 pm

Los impactos de las balas de cañón, sucumbían completamente a aquel barco del gobierno, quien ahora obtenía algo más que un leve ataque, ya estaba lleno de agujeros promedio, con varios marines caídos al mar, hundiéndose en el mismo por escombros que les caían encima, otros yacientes muertos en la popa de la embarcación y otros desafortunados que estaban en un estado atónito y sin control de sí mismos, inclusive estaban heridos pero no prestaba atención a nada, su mentalidad esta ida, oculta e inmersa en la oscuridad que figuraba la caída de sus compañeros presentes. Delante de sus ojos la sangre salpicaba y los cuerpos caían pesadamente al suelo, manchando de aquel líquido vital rojizo el suelo de madera del barco. Y desde su mismo lugar, Vladimir presenciaba y sonreía al ver todas y cada una de las acciones pasadas, pobres muchachos traumados, si sobrevivían, cosa que parecía imposible, no vivirían en paz, quedarían manchadas sus mentes, divagando por veredas de sola oscuridad y recuerdos perturbadores de una escena sangrienta que los azoto sin piedad. Aun con la mira fresca Vladimir observaba al teñido de rojo quien era su futura víctima, y justo antes de que este accionara y halara el gatillo, una mano extra jalo al chico ocultándolo de su rango de alcance –Te salvaste de nuevo chico…- conjeturo sonriéndole al viento y al cielo.

El navío del artillero se acercaba más y más al navío contrario, un barco del gobierno a ojos de Vladimir y ojos de sus tripulantes de la marina, se sentía un poco mal engañar a los suyos, pero igualmente era una encomienda de sus altos mandos. Al paso de unos segundos el viento soplo fuertemente, causando un aumento de velocidad en la embarcación de la CP, quien colisiono fuertemente contra un costado del otro barco delante de ellos. Dejando un leve agujero en su materia predominante, la madera. –Aborden… es tiempo- musito Vladimir dando un salto desde su posición para caer justo detrás de los suyos. Tomó nuevamente con fuerza su arma de fuego, y con delicadeza observo sus alrededores, no tardo mucho para encontrar una nueva víctima, aquella chica que ayudo al peli rojizo, estaba ya en fijada en sus ojos.

Elevo su mano a la altura de su mentón, dio un suspiro colocando su ojo izquierdo cerca de la mira de su respectiva arma, cargo y desato el seguro de su revólver y en un abrir y cerrar de ojos acciono el gatillo de aquella liviana arma, un proyectil salió con amplia gama de posibilidad de traspasar un cuerpo humano, con un única dirección y un punto fijo, el pecho descubierto de la jovencita, quien solo vio un rayo de luz aproximarse a ella antes de sentir una bala atravesarle el cuerpo, su sangre salpico por todas partes, sus ojos se tornaron blancos, y su cuerpo pálido, la sangre seguía aún brotando de aquel agujero en su pecho, la embarcación nuevamente se llenó de sangre, pero…todo aún estaba iniciando. Vladimir cargo su arma nuevamente, con un nuevo proyectil, se unió al grupo que estaba delante de él, escabulléndose y confundiéndose con sus aliados, sería un ataque sorpresa después de todo.

-Juguemos al gato y al rato…chico- dijo a la vez que el grupo de la CP avanzaba. Una guerra sin tregua se armó con víctimas de ambos lados, sangre regada por doquier y más bajas claras en la marina que en la CP.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 25, 2011 5:15 pm

No le importaba cómo iba a hacerlo, pero tenía que vengar la muerte de su amigo. Estaba inseguro sobre pelear, especialmente porque estaba oxidado y no era el arquero más devoto, pero creía que algo del conocimiento aprendido en años anteriores iba a ser suficiente para manejar el arma a su favor. Había que recordar que no se trataba de cualquier persona. Él era un genio, por lo que podría dominar algo tan simple como apuntar y disparar en corto tiempo. Le quitó un pañuelo al mismo hombre que lo había detenido y empezó a repasar su cara con él, tratando de que absorbiera todo el líquido rojo que había quedado en su tez. La sangre no le causaba repulsión, pero sí fue un impacto ver el lugar del que borboteaba. De pronto algo estremeció la nave, como si un objeto de gran tamaño se hubiera ensartado con ellos. El pelirrojo perdió el equilibrio, cayendo con todo y arco. Gateó en lugar de ponerse de pie ya que el olor de la sangre lo mareaba y porque el choque había hecho que el barco entero se meciera, revolviéndole el estomago y haciendo que su cabeza diera vueltas. Un agujero enorme se hizo visible, y luego vio que otro de los tripulantes caía y se convertía en una fuente de sangre por el disparo de un arma de fuego. Todos observaban el cadáver sin vida, mientras que Damen sólo memorizó el aspecto del arma con la que la habían matado tras habérsele pasado el vértigo. Se puso de pie y empuñó su arca, siguiendo el movimiento de la batalla. Debido a que el miserable se estaba escondiendo entre la multitud ya no pudo verle, pero no tardó en reconocerlo. El revólver que poseía era muy difícil de olvidar, además de que el resto no tenía nada similar.

Estaba demasiado cerca de él como para fallar. Los revolucionarios no se quedaron de brazos cruzados, ya que en cuanto los invasores accedieron comenzaron a atacarles con armas de fuego y espadas, ocasionando que el escondite del hombre del gran revólver se viera disipado. Aprovechó el momento ya que tenía la oportunidad de atacarlo por sorpresa por la confusión, sacando ventaja de la brecha que se abría entre el gentío. Sin pensarlo lanzó una flecha hacia la mano con la que sostenía el revólver de exageradas dimensiones. Agradecía que los revolucionarios estuvieran encargándose de los demás, ya que así podría encargarse del hombre que había matado a la joven que lo salvó. También la iba a vengar. Todavía no sospechaba que se trataba de la misma sabandija que había matado a Steven. – Sólo somos tú y yo.- Emitió, colocando otra flecha en el arco y fijando la mira en el hombre.-La próxima irá en tu trasero.- Le espetó con seriedad.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Vie Ago 26, 2011 10:52 pm

Desde su posición suspiraba de lo más normal, tranquila y pasiblemente, observando sus alrededores próximos, viendo así solamente le horizonte delante de él, una amplia visión de juego. Aun con su arma en mano cargada y preparada ya, con su dedo índice incrustado en el agujero que conectaba al gatillo, listo para un desenfunde de bala rápida y precisa. La multitud delante de él comenzaba a distribuirse uniformemente, causando estragos y muertes por doquier, se habían separado y dejado solo a Vladimir, con algunos protectores a sus espaldas que permanecían enlistados en forma de filas verticales, pacientes a una orden de movimiento se quedaban, solamente respirando y viendo como sus compañeros causaban la muerte a los de la “marina” y viendo a otros desafortunados compañeros que lastimosamente caían muertos al suelo chorreando más el piso de madera. Alguna que otra lagrima brotaba y se deslizaba por sus mejillas al ver a algunas de sus amistades caer muertos, sin embargo estaban más atentos a algo, el proteger a Vladimir que en lugar de saltar a la acción se quedó parado esperando un leve movimiento de aquel chico peli rojo que estaba ya en su mira. –Donde estas…- comento al viento para que se llevara sus palabras.

-Chicos, los veré algún día en el más haya, espérenme un par de años…- pensó sonriéndole al cielo, se había descuidado completamente con aquella acción, perdiendo de vista a su presa y dándole la oportunidad a gran cantidad de adversarios que le podrían atacar de cualquier lugar, y así fue como todo paso e inicio. Un movimiento rápido y sigiloso concebido al peli rojo, una oportunidad sin precedentes y que quizá no se repetiría, al menos no ahora. Una flecha teledirigida a un solo objetivo, Vladimir, fue lanzada con alta precisión y fuerza hacia un solo punto, la mano descubierta y sin tiempo a reacción de un artillero sin igual, la flecha impactaría en unos segundos y no había nada por hacer, de no ser por un alguien que con un grito alerto a Vladimir… -Capitán!!!....- seguido de un ruido de dolor e insensatez –V……………- que le alerto y le hiso girar por inercia a tal punto.

-Lance!!!!!!!!!!!- vocifero de grito al ver como la espada le atravesaba el pecho a su compañero de batallas, un fiel amigo y compañero que no tenía comparación alguna, no sabía qué hacer, tenía la cara y parte de sus ropas manchadas del líquido vital de su compañero, teñidas sus mangas blancas y su camisa con una gran marca roja. Su mentalidad se llenó de ira y furia, esta vez y más que nunca quería acabar con aquel idiota que mato a su compañero, sabía que la flecha se dirigía a él y por eso más que nada quería cobrar una dolorosa venganza, y para su sorpresa. El peli rojo oponente, tenía la culpa de todo… En un acto rápido calculo el punto de disparo y acciono su proyectil que viajaba en un solo punto, uno de los hombros de su oponente. La cara de Vladimir se llenó de ira, sadismo y locura… -Te haré pasar un juicio, pedazo de idiota….- bufo lanzándose al suelo para rodar sobre sus espaldas y así no solo cargar su revólver, sino también intentado salir del que parecía ser un experimentado arquero…. No había certeza de un golpe pero era lo que más uno esperaba.

La tripulación a sus espaldas, se movilizo hacía adelante, intentado atacar fuertemente a los “marines” sus espadas templadas chocaban contra otras generando un sonido de chirrido, los cañones de bala no dejaban de salir por ambos bandos, y ya, los navíos se encontraban con sus superficies perforadas por aquellas bolas de metal que se impulsaban por un fuego sin escape. El viento corrió por todo el lugar, proveniente del mar tenía una consistencia y esencia a mar… Todo estaba iniciando, apenas…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 30, 2011 10:08 pm

El muchacho no pudo evitar ponerse a reír por los lamentos del hombre. ¿Estaba loco? ¿Había perdido la razón quizá? Lo estaba maldiciendo porque uno de sus compañeros cayó en combate cuando era él quien se ponía a dispararle a todo lo que se moviera. Si no quería perder a su camarada nunca debió abordar esa nave, es más, nunca debió haber emitido el primer disparo.- ¿No te parece un tanto hipócrita tu actitud? Tú vienes aquí, disparándoles a personas inocentes y te atreves a levantarme la voz. No tienes vergüenza. Las personas como tú me enferman. ¿Estás triste? ¿Cómo crees que se sintieron ellos cuando perforaste el pecho de esa chica? No tienes derecho.- Sentenció, entornando los ojos y sosteniendo su arco, como si se estuviera preparando para dejar ir la siguiente flecha.

-Si yo fuera tú no intentaría realizar un ataque como ese. Tu “querida” tripulación está atestando este barco. Una bala perdida sería otra baja, ¿y tú no quieres eso verdad?- Dijo, sonriendo. En ese momento él era intocable. Tenía muchos escudos corriendo libremente y de los cuales disponer. Además de que para él era más fácil ocultarse entre la multitud gracias a su complexión y tamaño, mientras que para su opositor debía ser algo más difícil al tener un cuerpo de hombre mayor.

Sin embargo no iba a contar con la ventaja de tener a todos esos intrusos rondando. Los revolucionarios conocían bien su nave, además de que estaban en ventaja al ser más numerosos, por lo que los invasores no tardarían en caer como moscas. El pelirrojo empezó a correr sin soltar su flecha o abandonar la posición con la que sostenía el arco, golpeándose varias veces y metiéndose en combates ajenos, esquivando hábilmente las balas. Sus aliados no requerían de su ayuda, lo estaban haciendo muy bien. Lo que quería era acorralar a ese sujeto tan molesto. Ahora que parecía odiarla seguramente lo iba a seguir estúpidamente hasta atraparlo. Y eso era justo lo que el pelirrojo quería.

-Vamos a un lugar más privado. ¡Mientras sigamos aquí sólo estarás disparándole al aire!- Le gritó al extraño, sabiendo que reconocería su voz. Debía gritar para ser escuchado debido a toda la contaminación auditiva que generaban los cañonazos y combates. Llegó a la cubierta. Ese lugar estaba vacío en comparación a como se encontraba el interior donde la verdadera batalla estaba teniendo lugar.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Dom Sep 04, 2011 9:26 pm

Una sonrisa pícara y sádica se formaba a la vez que las palabras del otro peli rojo llegaban a los oídos de Vladimir, no pudo evitar emitir un suspiro antes de liberarse en grandes carcajadas, estaba desquiciado y dejándose llevar por aquella personalidad, claro una de muchas otras más que dominaba el agente de la Cypher Pol. Su ojo, el único momentáneamente visible resplandeció de una manera singular, extraño a ojos ajenos. Un brillo de ansias de atacar y matar, y por sobre todo eso, el hacer un juicio completo, era la parte favorita de su forma de ser, la personalidad sádica. –Hipócrita, para nada, es solo actuación realmente me es indiferente la muerte de mi tripulación, claro algunos son más importantes que otros, pero esa es otra historia.- Un segundo de silencio abarco el sitio después de aquel comentario de poco tacto ofrecido por Vladimir. Un suspiro lleno los pulmones del agente antes de emitir más vocablos. –Yo solo les ayude a adelantar su muerte, para que dejaran de sufrir en este mundo tan poco agraciado hacía con ellos. Desde un principio su inocencia fue juzgada y como veredicto se sentenció su muerte. Además. De inocentes no tienen nada, tú y esta embarcación fue condenada desde su llegada a estas aguas…- bufo alzando su mano al cielo, como dando un discurso completo, convincente hacía con sus aliados y humillante y enfadoso a oídos de los otros.

El sonido que aun prevalecía por el sitio era el típico, metales chocando unos con otros, cañones de ambos lados chocar contra las embarcaciones y otras balas que impactaban contra las aguas, dando un sonido más agudo, el sonido de proyectiles lanzados por armas de fuego, eran quizá lo que más se escuchaba, claro después del sonido de los cañones. EL sonido de flechas cortando el viento y el sonido del hilo de un arco eran el único al que perseguía en este momento Vladimir.

-Te repito- bufo hacia las palabras nuevas emitidas por el chico. –Mi tripulación me es indiferente, en esta personalidad al menos, ellos lo saben y aun así me siguen, su lealtad es la que jamás se suplantara, aunque haya pérdidas, si la victoria se obtiene será toda una satisfacción, tanto para mí como para mí tripulación.- emitió sonriendo. Era ya la hora para comenzar una nueva jugada, el poder pelear a toda visión y puntería, hasta ese momento solo había usado el 50% ó 70% de su puntería, el resto solo se revelaría al quitar aquella mascara de hueso de su otro ojo. Cosa que pasaría ahora mismo, con un movimiento tranquillo llevo su mano izquierda al costado derecho de su rostro, tomando con las yemas de sus dedos la máscara, dio un suspiro, antes de quitarla por completo y revelar por completo sus ojos. Tanto movimiento del peli rojo que de seguro no se percató de la maniobra de Vladimir, al menos eso era lo que quería pensar. –Comencemos ahora- Comento, caminando un par de pasos hasta donde se encontraba una espada incrustada en el suelo.

Empuño la espada con su mano libre y se dirigió hacia las sogas de las velas, las cortó con una serie de sablazos, no perdió de vista jamás al chico, y menos ahora que tenía ya su visión perfecta. Su movimiento fue ágil para no ser divisado por el peli rojo quien aún seguía corriendo buscando y evadiendo obstáculos, aunque claro ese evadir también le dificultaba el mirar. Eso aprovechaba tranquilamente Vladimir para cortar las sogas y tomar en mano la espada. –Perdón pero si quieres ir a otro sitio, ven tú a mi futuro lugar, las alturas.- comento sin decir más. Tomo la soga casi cortada en su totalidad y la empuño con fuerza, dejando caer claramente aquella espada al suelo. Dio una patada a la ya casi cortada soga, rompiendo los finos hilos que la unían, la soga se contrajo hacia arriba y una de las velas cayó en dirección al suelo.

El efecto de empuje le hiso a Vladimir llegar al mirador, aun sujetaba la soga, y señalizaba con su revólver al peli rojo quien al parecer se detuvo un momento. –¿Disparar al aire?. Si ni siquiera he accionado el revolver desde que mate a aquellos dos tripulantes de tu embarcación. Aquel muchacho que evito tu caída y la chica que te ayudo…- Miro a través de la mira al peli rojo, parece ser que aquel comentario le indicaría su posición y a su vez a pura fortuna le haría bravear un rato. Sus vocablos fueron con fuerza para ser escuchado por aquel arquero. Su dedo aun en el gatillo, accionado por la presión de su dedo que le hiso al arma lanzar la bala que se confundía con las demás, su dirección la mano con la que empuñaba aquel arco.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 10, 2011 10:06 pm

Mientras evadía cada nuevo obstáculo que se interponía no había prestado atención a las arriesgadas movidas de su adversario, al que parecía no importarle nada con tal de perforarlo con una bala del mismo modo en el que lo había hecho. Una de las velas cayó, fue lo último que supo. Se dio la vuelta y comenzó a correr, tratando de que con su movimiento zigzagueante lo pudiera confundir, sin embargo una bala perdida se incrustó en la mano con la que conseguía dominar su arco. Estaba malherido y por un momento se vio desvalido en el suelo. Creyó que iba a morir a manos de aquel sujeto ahora que no tenía forma de defenderse. Sin que Damen se diera cuenta, una sombra se movía ágilmente a sus espaldas. A duras penas levantó su cuerpo y continuó. Estaba preocupado porque esa herida pudiera empeorar, tomando en cuenta que se estaba moviendo mucho, perdiendo sangre y con un depredador al acecho.

-Maldición.

No le extrañaría que pronto no pudiera hacer ningún movimiento por la excesiva perdida de líquido vital. Entornó los ojos, aguantando el dolor que le generaba al agujero en su mano al caminar. Se arrancó un trozo de su camisa y creó un vendaje. Serviría para retener la sangre que se le escapaba en demasía. Por estar entretenido con sus asuntos y a su vez preocupado por el hombre del revólver, no percibió que la sombra que lo había estado vigilando se acercaba a él y cubría su boca con un pañuelo. Miró a sus espaldas y notó que se trataba del capitán del barco.-No te asustes muchacho, nos vamos de aquí.- Dijo el hombre, cargando al chico hacia un bote de emergencia.


Los revolucionarios habían decidido dejar el barco, aprovechando la conmoción en lugar de seguir perdiendo vidas valiosas. –Bien, parece que estamos todos. No sé quiénes son esos sujetos, pero tengo sospechas de que son de la Marina.- Espetó el capitán. Damen sólo apoyó su mejilla en el hombro de éste, relajándose con el sonido de las olas cuando ya se habían alejado del barco destruido y que no tardaría en hundirse por los numerosos daños. No era usual en él estar tan tranquilo. Quizá era porque no estaba acostumbrado a combatir y eso lo dejaba exhausto. Antes de desmayarse juró que ya no volvería a la Marina y se convertiría en un Revolucionario, ya que su causa le parecía más justa y digna.

Off: fin de la participación de Damen en el rol.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 10, 2011 10:32 pm

Aquella maniobra de doble filo propuesta y actuada por Vladimir le dejaba vulnerable a un ataque de los contrincantes, miembros del gobierno peleando a causa de un ser idiota que dejaba un plan tachar las memorias de muchos. En esa incómoda posición aun observaba con suma tranquilidad la posición de su contrincante aquel de pelos llameantes, quien a una fortuna del agente, estaba en el suelo con una herida profunda en su mano, bien todo había dado en el blanco y a favor de Vladimir las cartas estaban sobre la mesa y la suerte estaba ya de su parte, retiro sus ojos de la mira del revólver y guardo al mismo, ya todo estaba a su favor y pretendía acabar todo con sus propias manos. Comenzó a descender por aquella soga, bajaba en algunas partes más rápido que en otras, aquella soga enrojecía sus manos y las quemaba ligeramente. Un pequeño gesto de dolor se marcaba en su lustre rostro.

Mientras tanto en los demás lugares, la pelea estaba concluyendo ya dando como vencedor a los miembros de la Cypher Pol, una retirada por parte de la susodicha marina quien observaba solamente como brotaba agua de los agujeros ya marcados en su embarcación, se dirigieron como plagas a los barcos salvavidas y se marcharon en los mismos, todos incluyendo al chico de pelos rojos, nunca supo su nombre Vladimir, pero quien sabe algún día quizá. –Alto al fuego…- menciono al aire el capitán de la embarcación actual.

Los tripulantes sobrevivientes de la sangrienta pelea abandonaron con rapidez la otra embarcación subiendo a su navío correspondiente. Dejaban atrás los cuerpos de los caídos, para ellos, era un honor hacer lo siguiente, y todo en señal de respeto hacia ellos. Algunos tanques de combustible fueron lanzados hacía tal embarcación en ruinas. Haciendo uso nuevamente de su revolver Vladimir apunto hacía aquellos barriles quien en un acto chispeante emputaron generando llamas en aquel barco, su hundimiento inminente y un entierro a petición de los cercanos. El navío lleno de agujeros, al menos solo en su parte exterior, sin posibilidad de ser llenado de agua. Emprendió viaje a un rumbo conocido únicamente por los agentes. –Algún día terminaremos con esto- bufo.

Cerrado.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Confrontación [Damen Vs. Vladimir]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: Red Line :: Alta Mar

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.