Ficha Natsumi Kurogane

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha Natsumi Kurogane

Mensaje por Invitado el Dom Ago 21, 2011 10:44 am

-Nombre: Natsumi Kurogane.

-Alías:

-Sexo: Femenino.

-Edad: 18 años.

-Raza: Humana.

-Cargo: Novata.

»Facultades:

*Resistencia +2: La Resistencia del personaje es superior a la de cualquier persona normal, pudiendo resistir impacto de balas, cortes algo profundos y demás.

*Fuerza +2: La fuerza del personaje es superior a la de cualquier persona normal, pudiendo cargar con grandes estructuras e impactar fuertes golpes al enemigo.

*Experto en Combate cuerpo a cuerpo: Tu personaje se ha entrenado en el combate cuerpo a cuerpo, sacando el máximo provecho a este estilo.

Facultades:
-Agilidad: Provee al usuario la capacidad de realizar saltos, giros y demás movimientos gráciles en cualquier superficie, e incluido en el aire al girar y demás.
1 Punto de Creación

-Velocidad +1*: Tu velocidad es ligeramente superior a la media.
1 Punto de Creación

-Ciego: Sabes cómo combatir cuerpo a cuerpo sin necesidad de ver a tus enemigos.
1 Punto De Creación

-Incansable: El personaje aguanta bastante el cansancio, cansándose menos que cualquier otro.
1 Punto de Creación

-Guerrero Nato: Los personajes con esta facultad poseen un amor y capacidad innata para el combate, destacando en este tipo de actuaciones.
1 Punto de Creación

-Profesión: Luchadora.

-Akuma No Mi -----
-Debilidades: -----

-Descripción Física: Natsumi es una muchacha de cuerpo delgado y atlético que ha entrenado arduamente con el objetivo de desarrollar una musculatura bien definida, aunque sin llegar al punto de ser excesiva, que le permita desenvolverse sin problemas en aquellas situaciones donde se requiera algún tipo de esfuerzo físico. Su peso ronda los sesenta y seis kilogramos mientras que su estatura aproximada es de un metro con setenta centímetros. Cuenta con un pálido tono de piel que permite que sus finos rasgos faciales y sus brillantes orbes carmesí se vean considerablemente resaltados; orbes que, sin importar las dificultades por las que deba pasar, jamás dejan de desprender una determinación que sería capaz de intimidar hasta al más valiente. Sobre su brazo derecho, más específicamente en el área cercana al hombro, tiene tatuado el número 107 en color negro; cifra por la que durante años fue conocida en el interior del coliseo de batalla. Su cabello se encuentra constituido por sedosos y brillantes mechones azulados que se extienden hasta alcanzar su bien definida cintura mientras que otros, poseedores de un menor largo, pasan a formar un flequillo desigual que cubre parte de su rostro; pero que no llega a estorbarle al momento de realizar algún tipo de actividad física.

Suele utilizar vestimentas que le brinden comodidad y libertad de movimiento al momento de combatir. Las que utiliza con mayor frecuencia se encuentran constituidas por: unos ajustados, aunque cómodos, pantalones blancos que siempre mantiene sujetos por medio de un cinturón de cuero negro; un amplio abrigo blanco, cuyo cuello siempre conserva elevado, que se extiende libremente hasta alcanzar la altura de sus tobillos; una serie de vendajes blancos con los que cubre completamente sus diminutos pechos, pues bajo el abrigo no utiliza más que eso; y unas botas blancas, fabricadas con cuero, que poseen una cómoda suela de goma que les permite absorber los impactos sufridos en la planta de los pies al momento de efectuar movimientos de diversa índole.

Spoiler:
-Descripción Mental: Natsumi es una muchacha cuyo carácter dista mucho del que debería tener una dama, siendo una persona excesivamente violenta, totalmente carente de modales y sin ningún tipo de respeto por la autoridad; carácter que la impulsa a desobedecer, sin siquiera dudarlo, las órdenes que por diversas razones no desea cumplir y que, incluso, la obliga a oponerse a aquellas instituciones que se encargan de mantener el orden en el mundo mediante la utilización de las, tan molestas, leyes. Constantemente demuestra una enorme fortaleza en cada ámbito de su vida, siendo capaz de hacerle frente a enemigos mucho más poderosos que ella, enfrentarse a dificultades que la mayoría rehuiría o, incluso, desafiar al mismísimo gobierno mundial; sin mostrar ni una pizca de temor, duda o, más importante aún, sin rendirse jamás. Siempre se muestra segura de sí misma y de sus propias capacidades, tanto físicas como mentales, llegando al punto de adquirir una confianza que en ocasiones roza en la arrogancia; confianza que a pesar de serle de gran utilidad, muchas veces se convierte en una clara desventaja que la impulsa a actuar de una manera demasiado impulsiva y a arriesgar su vida cuando realmente no es necesario.

Suele detestar a aquellos que la menosprecian por el mero hecho de ser mujer, una actitud que siempre ha considerado demasiado machista, así que, cada vez que eso sucede, no duda en demostrar su valía ante los demás. No importa si, con tal de hacerlo, debe competir contra aquel que osó menospreciarla o si debe combatir contra enormes grupos de personas; al contrario, cuando eso sucede, tiende a demostrar un formidable espíritu combativo que la impulsa a disfrutar en demasía las batallas. El mismo espíritu que, sumado a su siempre presente orgullo, le impide aceptar con facilidad una derrota por lo que se esforzará al máximo y continuará entrenando hasta obtener el nivel necesario como para optar por una revancha.

No es una persona que pueda llegar a considerarse malvada, pero tampoco es alguien de puro corazón. Si bien es capaz de arriesgar su vida con tal de proteger a aquellos que estima, también se encuentra dispuesta a realizar actos de cuestionable moralidad y a cometer crímenes con tal de asegurar su propia sobrevivencia. Aunque esos actos jamás son dirigidos a aquellos que considera inocentes, pues, la mayor parte de ellos, están destinados a las personas que se divierten a costa del sufrimiento ajeno o que tienden a creerse mejor que el resto por el sólo hecho de tener enormes sumas de dinero o una sangre más pura que la de los demás; categoría en la que se ubican los, según su propia opinión, desagradables nobles mundiales.

-Meta: No desea cumplir una meta específica. Su único anhelo es ser libre de hacer lo que le plazca, sin tener que estarle rindiendo cuentas a nadie; ni a sus camaradas, ni a la marina y, mucho menos, al gobierno mundial.

-Historia: Natsumi tenía apenas cinco años cuando un desconocido grupo de personas atacó sin piedad a su familia, acabando así con la vida de cada uno de sus integrantes; a excepción de ella que, en ese momento, se encontraba oculta entre unos matorrales ubicados en las cercanías de su hogar. Estaba totalmente paralizada por el miedo que llenaba su ser, siendo únicamente capaz de rogar porque aquel grupo no pudiese hallarla pues, estaba segura que si llegaban a hacerlo, terminaría uniéndose a su recientemente fallecida familia. Aquel miedo llegó a un punto en que se volvió intolerable, impulsándola a huir lo más lejos posible de ese sitio, por lo que apenas tuvo la oportunidad partió a toda velocidad rumbo al puerto de la isla y, una vez allí, se subió como polizón a un barco mercantil que le permitió abandonar el océano que la vio crecer, el West Blue.

Días después el barco atracó en el East Blue, sitio en que fue descubierta por uno de los integrantes de la tripulación así que no le quedó otra opción más que abandonar el navío y continuar viajando por su cuenta. Sobrevivir se le hizo realmente complicado, viéndose obligada a mendigar, a engañar a las personas que se compadecían de ella e, incluso, a robar lo que podía con tal de alimentarse. Tardó varios meses en acostumbrarse a ese estilo de vida y, cuando finalmente logró hacerlo, su vida dio un drástico giro. Fue capturada por un extraño grupo de personas que la llevaron a un sitio conocido como el coliseo de batalla, un lugar donde hacían combatir a muerte a aquellos esclavos obtenidos por medio del secuestro; todo con el objetivo de entretener a las personas que estuvieran dispuestas a pagar grandes sumas de dinero.

Cuando fue llevada hasta el coliseo de batalla, lo primero que hicieron sus captores fue tatuar sobre su brazo derecho el número ciento siete; cifra por la que, desde ese día en adelante, fue conocida tanto dentro de la arena de combate como fuera de ella. Su estadía en ese lugar le ocasionó grandes penurias. A nadie le interesaba que fuese sólo una niña, lo único que les importaba es que les hiciera ganar dinero y si eso significaba quedar al borde de la muerte, entonces así sería. Aunque no todo fue malo pues, en ese sitio, conoció a quien muchas veces terminó defendiéndola aun a costa de fuertes castigos, Takeshi; un antiguo pirata cuya habilidad lo convirtió en uno de los mejores guerreros del East Blue y, obviamente, en el maestro de la entonces pequeña Natsumi.

Los años pasaron con rapidez, años en que Takeshi aprovechó de entrenar arduamente a la muchacha con el objetivo de convertirla en una guerrera, lo suficientemente fuerte como para sobrevivir en las batallas venideras. Meta que no tardó en cumplirse. A los doce años Natsumi se convirtió en una de las mejores guerreras del coliseo de batalla, ganándose el respeto de muchos de sus rivales y la admiración de aquellos que apostaban por ella; aunque lo que jamás logró ganarse, a pesar de ser lo que más anhelaba, fue su libertad y la de su buen amigo Takeshi.

Durante años continuó con la misma rutina. Combatir contra sus oponentes, recuperarse de las heridas recibidas, obtener los beneficios por sus victorias y los castigos por las derrotas; o así fue hasta que un grupo de esclavos se amotinó. Un pequeño grupo de personas, incluidos Natsumi y Takeshi, aprovecharon la oportunidad para escapar del sitio que tantas penurias los hizo pasar. Todo iba bien al principio, avanzaban sin problemas por los estrechos pasillos del coliseo de batalla; pero al alcanzar la salida los guardias del lugar se interpusieron en su camino, ocasionando que un pequeño grupo, conformado por algunos adultos, se quedara atrás con la intención de permitirle la huida a los demás. Takeshi se encontraba dentro aquel grupo. Este tenía la intención de darle a su joven pupila la oportunidad de vivir en absoluta libertad y así fue como se lo dijo en el instante en que se lanzó contra los guardias, dejándole en claro que lo único que debía hacer de ahí en adelante era huir y vivir como ella quisiera; orden que acató a regañadientes, pues, además de no gustarle que le dieran ordenes, no le agradaba la idea de abandonar a su amigo.

Habiendo obtenido su libertad, lo primero que hizo fue abandonar el grupo de huida y dirigirse al océano que durante años no hizo más que extrañar; después de todo tenía pensado obedecer la última orden que le había dado su maestro. Pensaba vivir su vida sin límites que pudiesen contenerla. Viviría emocionantes aventuras que le permitieran recuperar el tiempo perdido durante su periodo de esclavitud, se opondría firmemente a aquellos que osasen interponerse en su camino y, si tenía la suerte suficiente, lograría encontrar algunos camaradas que tuviesen sus mismos ideales.


Última edición por Natsumi Kurogane el Jue Ago 25, 2011 4:01 pm, editado 3 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha Natsumi Kurogane

Mensaje por Invitado el Dom Ago 21, 2011 8:51 pm

Aceptada. Aunque doy por supuesto que Jabberwocky no lo usarás más, ¿Cierto? (Por Mp respuesta)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.